En CEDI, el tratamiento es global, por ello,
no solo trabajamos en la sala de tratamiento.
Si es necesario, nos desplazamos al colegio, al domicilio o
a aquellos entornos en los que el niño participa.


Intervención global

En CEDI no trabajamos habilidades específicas. Nuestra intervención se centra en fortalecer las bases del proceso neurológico del desarrollo, necesarias para que dichas habilidades específicas se puedan desarrollar de manera natural.

Uno de los entornos en los que estas habilidades se tienen que evidenciar es en el colegio. Trabajar conjuntamente con los profesionales del ámbito educativo es fundamental para que el niño pueda desenvolverse mejor en este entorno y los aprendizajes académicos mejoren.

Una parte de las actividades de la vida diaria las realizamos en casa. Ver cuál es el funcionamiento en el hogar nos ayuda a diseñar rutinas y estrategias que faciliten el día a día tanto del niño, como de su familia.

Los niños van a otros entornos (parque, actividades extraescolares, ocio y tiempo libre…), si fuese necesario los valoramos e intervenimos para mejorar su participación.